Mi vida de gira

Txetxu Altube & Street Wings en Galileo Galilei

Mi segundo concierto de 2016 fue también en casa. Sin embargo, de alguien a quien no había visto antes en un concierto propio: Txetxu Altube. Habiendo asistido y disfrutado mucho del espectáculo que dio con Street Wings el pasado 14 de enero en Galileo Galilei, he cumplido uno de mis propósitos del año.

Txetxu Altube con banda en Galileo Galilei

Primer propósito para 2016: cumplido

Cuando fui el pasado 17 de diciembre al concierto-homenaje a Antonio Vega, me prometí que tendría que ver en directo en conciertos propios a Txetxu Altube, Jorge Marazu y Fabián. Pues bien, ya puedo tachar a uno de la lista: el pasado 14 de enero disfruté del genial concierto que dieron Txetxu Altube y Street Wings en Galileo Galilei. Pero no lo tacho de la lista para siempre, pues lo más probable es que acabe repitiendo.

Al ir sola, me habían reservado una mesa que, en principio, sería compartida con otra persona. Al final, esta persona no asistió o, si lo hizo, buscó otra ubicación en la sala. Así que disfruté del concierto en una mesa para mí sola y muy cerca del escenario.

Aunque no fueron los primeros menores que entraron en la Galileo desde que entró en vigor la ley que lo permite, me emocionó ver a dos niños de unos 10-12 años en una mesa frente al escenario. Estaban disfrutando del concierto con sus padres, cantando las canciones de Txetxu Altube y con unas sonrisas enormes en sus caras.

Txetxu Altube presenta Cuestión de Intensidad en Galileo Galilei

Con canciones de su etapa con los Madison y de su primer disco en solitario, Cuestión de Intensidad, Txetxu Altube nos deleitó con un gran concierto en compañía de Street Wings, geniales músicos e invitados de lujo.

El concierto dio comienzo cuando Txetxu Altube salió al escenario y, sin más instrumentos que su voz y un micrófono, nos regaló unas estrofas de Horas contadas. Momento tras el cual invitó al guitarrista Nacho Mur al escenario para tocar Juego sucio.

Aún los dos solos sobre el escenario interpretaron Pies de barro. Si bien ya la había escuchado alguna vez en el coche, en directo, con toda la atención puesta en lo que pasaba sobre el escenario, me encandiló.

 

 

Entonces, salieron los músicos de Street Wings al escenario y tocaron Vendaval, una canción de la época de Los Madison.

Siguieron saliendo músicos, en esta ocasión, Karlos Arancegui y Carlos Altube, que ocuparon sus posiciones a la batería y el bajo, respectivamente.

La sala se entregó al compás de Tu versión, con un ritmo de palmas perfectamente espontáneo y acompasado en la segunda mitad de la canción.

Y cuando creíamos que ya no cabían más personas ni arte sobre el escenario, César Pop hizo su aparición y se sentó al piano. Y así, Txetxu Altube y su pedazo de banda tocaron Sin recoger, que el protagonista de la noche le dedicó a David Bowie.

Después, Txetxu Altube dudó si explicarnos o no la siguiente canción de la noche, pero al final decidió no hacerlo. Así que que cada uno le ponga su nombre y su historia a Inercia inesperada, otra bonita canción de su primer trabajo discográfico en solitario, Cuestión de Intensidad..

Vaya invitados de lujo

Llegó el momento de la primera sorpresa de la noche, el primer invitado de lujo: Nacho Campillo. Y ahí estaban, los dos grandes, cantando Nadie, muy bien acompañados por todos los asistentes al concierto. Esta canción aún ronda por mi cabeza y creo que no se irá en un tiempo. A ver si consigo que te pase lo mismo:

 

 

Cuando le llegó al turno a una de mis canciones favoritas de Cuestión de IntensidadNo quiero que cambien los planes, tuve un pequeño problema con mi iPhone. De pronto dejó de grabar por propia voluntad (como si la tuviera), así que el vídeo tiene un pequeño corte. Aun así se aprecia la preciosidad de la canción. Lo siento por eso, pero es que aquella noche mi iPhone tuvo vida propia. Palabrita que (aún) tenía batería y memoria suficiente.

Entonces, Txetxu Altube invitó al escenario a Itziar Baiza. Juntos cantaron Un día de éstos. Estuvieron acompañados por el flautista Javier Celada y la violinista Jitka Kubešová, ambos de Street Wings. Y también por César Pop al piano. Fue entonces cuando se creó un clima íntimo y emotivo. Los tres instrumentos y las dos voces casaron a la perfección y llenaron la Galileo de magia.

Y como no hay dos sin tres, la tercera colaboración de la noche no se hizo esperar. Salió una del escenario y entró otra, ni más ni menos que Begoña Larrañaga, que con su acordeón acompañaba a Los Secretos.

Primero, versionaron una canción de éstos, Volver a ser un niño, para después tocar De cara, perteneciente al primer y de momento último LP de Txetxu Altube.

Mucha más magia

Una vez la última invitada de la noche abandonó el escenario, las canciones que se sucedieron fueron Recompensa, Pasos sin firme y Para verte bailar. Y entonces volví a tener ganas de estampar el iPhone contra la mesa de piedra a la que estaba sentada. Volvió a dejar de grabar prácticamente al empezar la siguiente canción. Estábamos en un momento de máxima entrega del público. Ya sabes que me encantan y emocionan esos momentos en que la gente canta al unísono.

Esta vez, el motivo me hizo mantener la calma: me quedé sin memoria. Tan rápido como pude, hice espacio, borrando unas aplicaciones de aquí, unas canciones de allá…

Sin embargo, sólo llegué a los últimos 40 segundos de la canción. Por cierto, era Lo que queda. Claro, siendo tan breve, no merece la pena subirlo a YouTube, pero te puedes hacer una idea de lo bonito que fue con los 15 segundos que subí a Instagram.

Entonces, «se despidieron» con la canción que le da nombre al disco, Cuestión de intensidad. Es una de las que más ha sonado en mi coche últimamente:

 

 

Tras la petición unánime de «otra, otra», Txetxu Altube volvió al escenario. Interpretar, a voz y piano, Señales de Stop. Y volvieron todos al escenario, y tocaron Rondarás por aquí. Ya se nos acababa la noche, no sin antes disfrutar de otro pedacito de Altube, de Street Wings y de los grandes músicos sobre el escenario. La última canción fue Compás de espera y, con ella, Txetxu Altube puso fin a una noche maravillosa.

Txetxu Altube con banda y Street Wings en Galileo Galilei

Como siempre, puedes visitar este enlace para ver todos los vídeos del concierto.

 

Volveré

Como decía, fue un propósito de año nuevo, pero no por ello un sacrificio, ni mucho menos. Disfruté tanto del concierto, que espero volver a ver a Txetxu Altube y su arte muy pronto sobre un escenario.

 

 

Deja un comentario