Mi vida de gira

Txetxu Altube vuelve a pasar por casa

Acaba de pasar un mes, tan mal no voy. El pasado jueves 19 de mayo, el #intensitour de Txetxu Altube pasó de nuevo por la sala Galileo Galilei para volver a dejarlo todo patas arriba. En esta ocasión, en formato acústico, aunque también tan bien acompañado por tres Street Wings y algún que otro invitado especial.

Txetxu Altube en Galileo Galilei

 

Sentada a la barra de casa, de la Galileo Galilei, estaba yo el 19 de mayo conversando con mi buen amigo Pedro. Esperaba a una de las mejores compañías conciertiles, poco antes de que diera comienzo el concierto de Txetxu Altube. Tenía claro que quería repetir, teniendo en cuenta cuánto me gustó mi primer concierto del cantautor madrileño en aquella sala. Te recuerdo que también fue mi primer concierto íntegro suyo (después de habérmelo prometido tras verle en un concierto-homenaje a Antonio Vega, aunque no fue la primera vez que le vi sobre un escenario).

Total, que en ésas estaba yo, tranquilamente y con mi cerveza, cuando apareció Fredi Leis y comentamos lo bonito que iba a ser el concierto que estaba por empezar. Vaya, ya me he cargado una de las sorpresas. Pero ¿¡qué leches!?, si hace un mes de aquello. Poco rato después, llegó mi amiga M y nos pusimos en la cola para que Domingo nos acompañara hasta la mesa que teníamos reservada. Y entre «vamos, María Antonia» y «la de siempre, no, la de atrás», ¿cómo no voy a llamar a casa a la Galileo? Mi padre me sugirió que me fuera a vivir a un piso por encima de la Galileo y, claro, es que era el cuarto concierto al que asistía en cinco días. Pero, bueno, que me voy por las ramas. M y yo ocupamos la que sería nuestra mesa durante unas horas para disfrutar de…

Txetxu Altube y Street Wings, de nuevo en Galileo Galilei

Me costó convencer a M, pero al final lo conseguí y creo que me lo agradece. Vamos, que fue un conciertazo. Además, nos reímos mucho. Claro, hace un mes, no recuerdo todos los detalles, pero para eso está YouTube. Por cierto, puedes pasar por esta lista de reproducción para ver todos los vídeos que grabé aquella noche (menos la nueva, sí, ya te lo sabes).

Ya te digo. Conciertazo. Y punto. Mírate los vídeos y dime. Aunque, claro, no es lo mismo. Lo que más me gusta de los conciertos de Txetxu Altube es que aún no vi dos iguales.El primero, con toda la banda, los tres Street Wings de siempre (David, Jitka y Javier). Además, fue una primera toma de contacto. El segundo, a medias con Nacho Campillo. También con toda la banda y los Wings, pero ya sabiéndome algunas canciones. El tercero, en acústico, en Babel, que me encanta. Con Javier, de Street Wings, y Nacho Mur. ¿Te he dicho ya que me enamoran los acústicos? Y éste último. Con los Wings. En acústico.

¿Ves? Ninguno igual. Y yo encantada. ¿Cómo será el quinto? Ni idea. No sé ni cuándo será… Me quedé sin entradas para el del 8 de julio en la Ciudad de la Raqueta junto a Hombres G. Pero no tardaré en repetir. Eso seguro.

Colaboraciones de lujo, versiones y mucha emoción

Y de éste en Galileo que me toca contarte ahora, ¿qué te voy a decir que no sepas? Que tienes que ir. Que no te lo puedes perder. Y si fuiste, sabes de lo que hablo. Canciones de Los Madison, de Cuestión de intensidad, pero todas, al fin, de Txetxu Altube.

Bueno, miento, todas no. Que sacó de invitado especial a Dani Flaco y cantaron Actores secundarios. Los otros dos invitados de lujo fueron: como ya adelantaba, Fredi Leis, en un espectacular Skyline; e Itziar Baiza, en la preciosa Un día de éstos. Tres duetos a cual mejor.

 

Me sorprendió que, ya en los bises, Altube versionara Contigo, de Sabina. ¡Ah! ¿Ves? Otra que no era suya. Pero, no, no te adelantes, que no cantó Lo que queda, aunque la estuviéramos esperando.

En No quiero que cambien los planes, he de confesar que se me escapó alguna lagrimita. Por cosas que habían pasado esa misma tarde. Y es que, al final, lo que más me gusta de la música es que es capaz de hablar de mí misma, aun sin hacerlo.

Disfruté mucho de la voz y la guitarra más íntimas de Txetxu Altube en Señales de StopPies de barro, dos que también me emocionan mucho. Pero creo que muchos asistentes estarán de acuerdo conmigo en que el momentazo de la noche fue protagonizado por las dos últimas canciones: Rondarás por aquíCompás de espera. El concierto terminó con todo el público en pie, dejándonos las gargantas y aplaudiendo al prota de la noche y a sus acompañantes, sabiendo, sintiendo que acabábamos de vivir una gran noche.

 

 

Hoy brindo por que sean muchos más conciertos de Txetxu Altube en el futuro, por que siga siendo capaz de sorprenderme y emocionarme.

Deja un comentario