Lluvia

No-Murcia: cuando ciertas cosas dejan de valer la pena

Hasta ahora, he contado experiencias muy buenas, pero cuando una lleva a sus espaldas 22 conciertos malditos (sin contar los acústicos ni promos sin actuación), alguna vez tenía que salir mal, aunque sea por pura estadística. Y es que en esos días no pudo salir nada peor, de verdad que no. Hoy cuento la historia de No-Murcia, o cuando ciertas cosas dejan de valer la pena.

Leer más