Mi vida de gira

Sonrisa x Defecto: hermano/a pequeño/a emancipado/a

Sin pretensión de hacerle competencia a mis amigos Sergio y Alicia, gurús de la emancipación, hoy tengo que tratar este tema. Yo tengo dos hijos (o hijas, no soy sexista). Lo cierto es que no tengo muy claro su sexo… Porque, al ser blogs, deberían ser niños, ¿no? Pero teniendo unos nombres tan femeninos (por el género de sus palabras, entiéndase) y tratando temas como la música, la comunicación, la poesía, etc., ¿no deberían ser niñas? La, la, la. Bueno, que me lío:

SonrisaxDefecto, Sonrisa por Defecto, hermano pequeño emancipado

 

Yo tengo dos criaturas. Antes de eso, tuve una. Y antes de eso, dos. Y antes de eso, sólo-Dios-sabe-cuántos Espacios MSN (ahora mismo me estoy empezando a sentir muy vieja). Soy libra, indecisa por naturaleza. Lo que está claro es que quería ser madre… digo, escribir. Bueno, las dos cosas.

No tenéis la culpa de que yo sea una «veleta patológica», así que os ahorraré la historia de mis minuciosos y exhaustivos procesos mentales e intentaré ir todo lo al grano que mi (in)capacidad de síntesis me permita:

  1. Me gusta mucho (mucho) ir a conciertos y contarlos con un enfoque absolutamente subjetivo.
  2. Me gusta mucho (mucho) escribir poesías, relatos, reflexiones…
  3. También me gusta (no nos pasemos) escribir sobre otros temas que despiertan mi interés, como herramientas chulas que utilizo o el correcto uso del lenguaje, que ya sabéis que me preocupa mucho (mucho).

Un día se me ocurrió que, como todo era muy personal, casaba muy bien junto en un solo blog. Y lo auné en este batiburrillo (sí, me gusta mucho la palabra «batiburrillo», ¿qué pasa?). Pues bien, desde hace un tiempo estoy rumiando la idea de que es mejor no contradecir al sabio refranero español (extendiendo su amplio espectro de influencia a los dichos y frases hechas) y no mezclar churras con merinas, que cada mochuelo vaya a su olivo y todas esas cosas. Vamos, lo de «juntos, pero no revueltos» de toda la vida.

Total, que me he ido con la literatura a otra parte y me he quedado con
la música en ésta, por decirlo de alguna manera. Y ahí es donde entra la segunda criatura de mis ojos: Sonrisa x Defecto.

Sin embargo, no sólo me gusta la palabra «batiburrillo», sino también todo lo que entraña. Y como tampoco voy a crear un blog para cada una de las paridas ideas que tenga y de las que se me ocurra escribir, me permitiréis la licencia de quedarme con el Cajón de -sastre para dar rienda suelta a mi creatividad (y mi caos mental).

En resumen, Mi vida de gira y Sonrisa x Defecto son hermanos (o hermanas, aún no me he decidido); están juntos/as, pero no revueltos/as; el/la pequeño/a se ha emancipado; y yo soy madre y escribo. Toma ya.

¡Extra! ¡Extra! ¡Que estamos de estreno!

Gracias por leer y aguantar mis cambios de aires. Espero que guste el nuevo rumbo.
¡Feliz semana!

Beli.

Deja un comentario