Mi vida de gira

Quique González en el Circo Price

Ha llegado el mes de septiembre y, con él, mi vuelta al blog. Tenía muchas ganas de volver a escribir y contarte mis últimas aventuras conciertiles y las que están por venir más que pronto. Pero, primero, tenemos que ponernos al día: empecemos por el maravilloso concierto que dieron Quique González & Los Detectives en el teatro Circo Price de Madrid el pasado 9 de julio de 2016.

Quique González & Los Detectives en el Circo Price

 

Vuelta de vacaciones

¿Cómo fue agosto? Espero que muy bien. A mí me sirvió para desconectar y reponer fuerzas. También, y aunque la música para mí no sea un trabajo, me he alejado un poco de la música. En agosto he ido sólo a un concierto. No es que lo necesitara ni haya sido adrede o algo por el estilo, simplemente ha surgido así.

Pero a eso le pondré remedio muy pronto volviendo frente a los escenarios mañana mismo. Ya te contaré… primero debemos ponernos al día.

Por cierto, antes de empezar con la crónica del concierto de Quique González & Los Detectives en el Circo Price, me gustaría trasladar toda mi energía positiva a mi admirado Luis Eduardo Aute y a los integrantes de Supersubmarina.  A éstos últimos los iba a ver mañana mismo por primera vez en directo. Estoy segura de que muy pronto podrá darse esa situación. Como la de volver a ver a Aute en concierto. Sucederá. Son unos campeones.

 

Quique González & Los Detectives conquistan el Circo Price

Fue increíble. He de reconocer que, aunque sigo la música del cantautor madrileño desde hace años, no le había visto en directo hasta este año. La primera vez, el pasado 3 de abril, salí encantada, maravillada y con ganas de mucho más.

No sé decir si la segunda vez fue mejor o peor, porque disfruté otra vez como una enana. Y estoy deseando volver a ver a Quique González y los suyos en acción. Por suerte, no tendré que esperar mucho para volver a un concierto suyo. ¡Ay! ¿Por qué me lo perdí durante tanto tiempo?

La mejor escenografía

Llegué al teatro Circo Price el 9 de julio con algo de tiempo de antelación. Por suerte, las puertas ya estaban abiertas, de manera que pude ocupar mi butaca. El teatro estaba prácticamente vacío. Fue impresionante verlo así y pensar que en unos cuantos minutos estaría lleno de adultos y niños, muchos niños, dispuestos a disfrutar con la música de Quique González & Los Detectives.

Por supuesto, también reparé en el escenario. La escenografía era impecable. Sí, ya la había admirado en abril, pero no deja de sorprenderme gratamente cómo cuidan hasta el último detalle Quique González y los suyos.

Me Mata Si Me Necesitas: Cara A

El concierto empezó, como ya suponía, con la Cara A del último trabajo discográfico de González, Me Mata Si Me Necesitas. Un discazo, si me permites decirlo. Y así, nos dejamos llevar por DetectivesSe estrechan en el corazónSangre en el marcador.

En ese momento, Nina, de Morgan, dio varios pasos al frente para convertirse en nuestra Charo particular y coprotagonizar la canción homónima junto a Quique.

Cerdeña puso la guinda a la primera parte del concierto. Y así, como en un pestañeo, ya habían pasado cinco canciones de un concierto que estaba siendo más que genial.

 

 

Segunda parte: de gánsteres y Salitre 48 va la cosa

Y así, sin apenas darnos cuenta, ya estábamos en la segunda parte del concierto, disfrutando de Kid ChocolatePor caminos estrechos.

Entonces, el protagonista de la noche invitó al escenario a Álex Nashville, para tocar la guitarra junto a él y Los Detectives en ¿Dónde está el dinero?Tenía que decírtelo. Por cierto, ésta última me tiene loca últimamente, en el mejor sentido de la palabra.

La segunda parte del concierto siguió con Tarde de perrosLa Ciudad del Viento. ¡Oh, sí! Habíamos llegado a las canciones míticas. En Salitre el público se volvió loco, también en el mejor sentido, haciendo unos coros de escándalo. Ya sabes que me encantan los cánticos al unísono de múltiples almas sintiendo lo mismo. Me emociona mucho.

 

 

Después, vinieron En el disparaderoDe haberlo sabido, que me llegó hasta lo más profundo del alma. Al presentarla, Quique González dijo que la compuso pensando en una voz femenina, y así como en una ocasión había contado con la colaboración de Rebeca Jiménez para interpretarla, esa noche haría lo propio Nina. Fue tan, pero tan bonita… que aún se me pone la piel de gallina al recordarlo. Echa un ojo:

 

 

En esta parte del concierto puso el broche de oro Edu Ortega, con una brillante interpretación de su canción Máquinas de Jackpot.

Me Mata Si Me Necesitas: Cara B

Volvieron a aparecer en escena Quique González y el resto de Los Detectives para seguir haciéndonos vibrar con la Cara B de Me Mata Si Me Necesitas. Menudo conciertazo estaban dando. Mi corazón daba saltos de pura felicidad.

Y así transcurrieron Ahora piensas rápidoOrquídeasRelámpagoNo es lo que habíamos hablado.

Para el final de esta parte del concierto, me gustaría hacer un inciso. No sé si a González le gustaría mucho que dijera esto, pero a mí me parece un detalle que le hace aún más grande. Y, por eso mismo, voy a contarlo:

Resulta que empezó a cantar La casa de mis padres (¡qué pedazo de canción!) a voz y guitarra, pero se confundió con la letra. Se trabó y, entonces, dejó de tocar y dijo por el micrófono: «¿Puedo empezar, por favor? ¡Mierda!». Entonces, el público estalló en aplausos y vítores y, así, Quique volvió a empezar la canción.

¿Es o no es enorme?

Recta final del concierto

En otro pestañeo, ya nos enfrentábamos a la recta final del concierto. No me podía creer que ya fuera a terminar y que hubiera pasado todo tan rápido. Las narices «lo bueno, si brece…», las narices… Menos mal que repito muy, muy pronto.

Pero me estoy adelantando… aún me quedaban unas bonitas sorpresas con las que disfrutar y emocionarme.

Sí, viví a más no poder Pequeño rock & rollSu día libreAvería y redención. Pero, para mí, la gran sorpresa de la noche, fue cuando Quique González dedicó a Luis García Montero, entre el público, dijo, Aunque tú no lo sepas, y la tocaron, él y Edu Ortega, a voz, guitarra y violín. Junto a De haberlo sabido fue el momento en que más emocioné aquella noche, y uno de los más emotivos que he vivido en un concierto últimamente (junto al concierto-homenaje a Lewin).

 

 

El concierto terminó con Clase media y me quedé con la sensación de haber vuelto a vivir, de nuevo, una de las mejores noches conciertiles de mi vida.

Si quieres hacerte una idea de lo que fue, pásate por aquí y mira todos los vídeos que grabé del concierto.

Me quedé con las ganas de repetir al día siguiente, cuando el gran Quique González contó con las colaboraciones de César Pop y Fabián. Habría sido genial volver a verles juntos sobre un escenario, pero no se puede tener todo.

 

Espero que tengas un septiembre fabuloso. Nos vemos muy pronto. 🙂

Deja un comentario