Mi vida de gira

Mi música, tu refugio

El pasado jueves 28 de abril estuve en un concierto benéfico por los refugiados en la sala El Sol de Madrid: Mi música, tu refugio. Además de que me apetecía mucho ver en directo a muchos de los artistas del cartel, siempre es bonito poder colaborar con una causa benéfica.

Mi música, tu refugio

 

Mi música, tu refugio: música y solidaridad

Virginia Maestro, Fabián, Rocío Márquez, Mario Barassi (Súper Ratones), César Pop, Quique González, Morgan, Salto y Miss Caffeína fueron los artistas que formaron el elenco protagónico del segundo día de la edición de este 2016 del festival benéfico Mi música, tu refugio.

El maestro de ceremonias fue Joaquín Reyes, que tras presentar la causa del evento con algún toque de humor, dio paso a la primera en subirse al escenario aquella noche: Virginia Maestro. He de reconocer que nunca había escuchado su música, que, de hecho, nunca había oído hablar de ella (aunque ahora ya sí he investigado un poco), y también tengo que admitir que me encantó lo que escuché: el timbre de su voz, el sonido de sus canciones… la escucharé más detenidamente. La andaluza cantó cinco canciones, entre ellas una versión de Creep, de Radiohead, y dio paso al siguiente artista.

El segundo protagonista de Mi música, tu refugio fue Fabián, ya sabes, mi tercer propósito musical de este año. Pero esta ocasión no cuenta, tengo que ir a un concierto íntegro suyo (pronto lo haré). El cantautor leonés interpretó dos canciones suyas (entre ellas, la preciosa Herida y cicatriz, que me encanta) y una versión de la archiconocida Ni tú ni nadie, de Alaska y Dinarama.

 

 

Después salió Rocío Márquez, que nos hizo la boca agua con otras tres canciones. Y la verdad es que yo no suelo escuchar flamenco, aparte de que soy una absoluta inculta en la materia, aunque me gustó mucho lo que escuché, especialmente su voz. Pero parafraseando a Ludwig Wittgenstein, mejor me callo de lo que no puedo hablar.

El flamenco dejó lugar en la sala El Sol para el rock del otro lado del charco. Desde Argentina venía Mario Barassi, vocalista de Súper Ratones, para cantarnos algunos de los temas de su banda. Cuatro, en concreto, que contaron con la participación final del público.

Y, entonces, se supone que le tocaba el turno a César Pop, pero yo, ubicada en un lateral del escenario, veía frente a mí, preparado para salir al escenario de la sala El Sol, de Mi música, tu refugio, a Quique González. Pero, de repente, no sé qué pasó, que el que salió a escena fue César Pop, inmediatamente seguido, ahora sí, por González. ¡Qué emoción! ¡Los dos juntos! Hicieron cuatro canciones: Ten pacienciaLo que queda, de César; y Dallas-MemphisCharo, de Quique.

Claro que para ésta última, ya te habrás imaginado a quién invitaron a cantar con ellos: a Nina, de Morgan, aprovechando que después le llegaba el turno a su grupo en este fantástico concierto multitudinario. Y es que no puedo parar de escuchar esta canción.

 

 

Muy bien traída, muy bien invitada, el asturiano y el madrileño abandonaron el escenario para dejárselo a Nina y que así se llenara toda la sala El Sol de la música de Morgan. Cuatro fueron los temas que tocaron, entre ellos Volver, canción que había escuchado recientemente y que me había enamorado perdidamente. En directo mola aún más.

Lo que estaba a la orden de la noche eran las colaboraciones, sobre todo de Nina, que no dudó en subirse al escenario para compartir canciones con Quique González y César Pop, como ya dije antes, pero también con los dos grupos que quedaban por tocar aquella noche, Salto y Miss Caffeína.

Éstos últimos fueron los encargados de cerrar Mi música, tu refugio, dejando los ánimos muy arriba. Si no fuera porque era jueves y al día siguiente tenía que madrugar, me habría ido de fiesta. Bueno, miento y tengo testigos. Tenía tal cansancio acumulado (recuerda que el día anterior había estado viendo a Silvio Rodríguez), tal agotamiento, que anduve hasta mi coche medio dormida, pareciendo sonámbula.

Puedes ver todos los vídeos que grabé (no todos) en este enlace.

Espero que te gusten.

Deja un comentario