Mi vida de gira

Nostalgia con Lucas Masciano en Libertad 8

Vaya seguidilla llevo para ponerme al día con todas las crónicas, ¿eh? Pero no temas, la semana que viene bajo el ritmo. Hoy te traigo la crónica del concierto que dio Lucas Masciano el pasado domingo 2 de octubre en el café Libertad 8 de Madrid. En casa Libertad.

Lucas Masciano en Libertad 8

 

Una bonita sorpresa

Quien primero se subió al escenario de casa Libertad aquella noche no fue Lucas Masciano, sino Laura Ordóñez. Y he de decir que fue una grata sorpresa. La conocí hace un par de años en un concierto benéfico que hubo en la sala Clamores y me encantó su música. Cantó sólo dos canciones y me prometí escuchar más de ella. Pero, al final, por la vida misma, nunca lo hice. Hasta el 2 de octubre.

La albaceteña cantó tres canciones, a cual más bonita, y le dio paso a su colega Lucas.

 

Nostalgia adolescente en casa Libertad

El pasado mes de mayo, con el concierto conjunto que dieron Jorge Marazu y Lucas Masciano, me di cuenta de cuán grabadas a fuego están en mí las canciones de mi adolescencia.

El otro día, por pura curiosidad nostálgica, busqué mi copia de Al Diablo con Todo, primer elepé del cantante argentino. Y ahí estaba, entre mi colección de CD. 2004. Yo tenía 16 o 17 años (dependiendo de si fue antes o después de octubre :P) y me encantaba. Lo ponía a todas horas.

En el concierto de mayo que te comentaba, me di cuenta de que aún me sabía esas canciones que, probablemente, no había vuelto a escuchar desde 2004. Creo que nunca le vi en directo hasta este año, pero no podría asegurarlo.

El caso es que después de aquello, quise reconciliarme con la música de mi adolescencia y desempolvé viejos CD (también aquel Toma, de Diego Cantero, ahora Funambulista). Así que no podía faltar a esta nueva cita madrileña con la música de Lucas Masciano.

Vuelta a Lucas Masciano, 12 años después

Hubo, como te digo, mucha nostalgia, pues Masciano cantó varias canciones de ese primer disco: II díasAl diabloDomingo porteño. Me trajeron muchos, pero que muchos recuerdos. Qué bonito fue…

También disfruté de canciones que había conocido en aquella ocasión de mayo y que me habían gustado mucho. Hasta tuve el atrevimiento de hacer una petición, concretamente Milonga mediterránea. Porque, ya que una se reencuentra con las raíces, lo hace bien del todo. Aquí te dejo el vídeo (con vacile con Lucas incluido :P):

 

 

También hubo hueco para las versiones: el archiconocido tango Volver, de Gardel y Le Pera; la (también archiconocida) copla Y, sin embargo, te quiero, de Quintero, León y Quiroga; y, a petición de una de los integrantes del público, Con la frente marchita, una de mis favoritas de Sabina, con una de las mejores frases que escuché en mi vida.

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió

Touché.

Y así se pasó la noche, entre risas, canciones, nostalgia, descubrimientos…  y estrenos de nuevas canciones. Fue una muy, pero que muy bonita noche.

Y aunque me ha gustado mucho lo nuevo de Lucas, y lo no tan nuevo, pero que yo no conocía, para despedir este post, quiero volver a viajar a esos 16 años:

 

 

Puedes ver la lista de reproducción con el concierto completo en este enlace. También están las canciones de Laura Ordóñez. Que lo disfrutes.

Deja un comentario