Mi vida de gira

Lucas Masciano y Jorge Marazu en Libertad 8

Con las prisas que siempre me caracterizan, me olvidaba del conciertazo que inauguraba mi mayo conciertil: el que dieron conjuntamente Lucas Masciano y Jorge Marazu el pasado domingo 1 de mayo en el café Libertad 8, también tan casa.

Jorge Marazu y Lucas Masciano en Libertad 8

 

Que sí, que es para matarme, ya lo sé. Pero con las prisas de publicar, después del abandono bloguero (breve, pero abandono al fin), corre que te corre, como siempre ando yo, escribí crónica del mítico concierto gratuito de Silvio Rodríguez en Vallecas y me olvidé de que antes había asistido a un maravilloso espectáculo de la mano de Lucas Masciano y Jorge Marazu.

Y hoy también ando a las prisas, no te creas… pero como mi profe de guitarra me ha dicho que esta semana no puede darme clase por no sé qué historias, pues he decidido ocupar esta tarde en ponerme al día con las crónicas (te debo tantas ya…) y los vídeos (más de lo mismo), en lugar de practicar (guárdame el secreto). Creo que voy a dejar de ir a conciertos sólo para poder ponerme al día.

Y como éste está siendo un mes de cambios, un mes muy bonito… ¿qué mejor manera de terminarlo que con la crónica del concierto cuando empezó?

Lucas Masciano y Jorge Marazu dan un concierto conjunto en Libertad 8

Este par de genios musicales, el bonaerense (de Chivilcoy) y el abulense, antes de marchar a México a triunfar con una gira conjunta, decidieron presentar este formato en el café Libertad 8 el pasado domingo 1 de mayo. No pudo haber una forma mejor de empezar un mes que está siendo tan bonito y sorprendente.

El primero en salir a escena con un puñado de canciones fue Lucas Masciano. Me gustó mucho reencontrarme con la música del de Chivilcoy, cuyo primer trabajo discográfico adquirí allá por 2004, cuando estaba redescubriendo la música argentina, de todo tipo, pero especialmente el rock de allá. Y por aquel entonces, todo lo de mi patria natal que cayera entre mis manos, tenía que ser escuchado. Me gustaba mucho el disco de Lucas Masciano, el primero, del que hablo, Al Diablo con Todo. Sin embargo, creo que nunca llegué a verlo en directo hasta este mismo año, hasta el concierto del que estas líneas que estás leyendo pretenden constituir mi humilde crónica.

He de reconocer que de esta primera parte de cinco canciones sólo conocí una versión del archiconocido tango Volver, de Gardel y Le Pera, y II días (pero porque se la pedí como última canción de la primera tanda), perteneciente a ese primer elepé del que te hablaba antes.

 

 

Después, apareció en escena Jorge Marazu para interpretar otras cinco bellas canciones. En este caso, sin embargo, he de quedarme con la única de esta tanda que no era suya, él sabrá entenderlo. Resulta que entre el público estaban presentes los mismísimos Pancho Varona y Mara Barros, que salieron con el abulense a cantar Y sin embargo, con la mítica y preciosa introducción de Y sin embargo te quiero que tan bien ejecuta Mara Barros. Éste fue el emocionante resultado:

 

 

Entonces, fue el argentino quien volvió al escenario para regalarnos otras cinco canciones. Una de ellas, de nuevo, no era suya, sino que pertenecía a Guille Dinnbier, que no dudó en subirse al escenario para cantar su Disfraces junto a Lucas Masciano. Pero ahí no acabarían las sorpresas. Yo me lo estaba pasando en grande y Masciano nos estaba haciendo reír a carcajadas (que si los japoneses del concierto en streaming no han pagado entrada, que si le hacemos los coros…). De esta tercera tanda de canciones, segunda del bonaerense, me quedo con una milonguita muy alegre, por acercarme un poco más a una mitad de mis raíces:

 

 

Una vez que Lucas Masciano hubo abandonado el escenario, aunque no por última vez, Guille Dinnbier volvió a ocuparlo, esta vez para cantar junto a Jorge Marazu El blues de nunca más. Nunca había escuchado nada de Dinnbier y la verdad es que no me disgustó para nada.

Entonces, Marazu se quedó solo en el escenario para afrontar lo que nos iba acercando, tristemente, a la recta final de un concierto que estaba siendo maravilloso. Adiós!Tu trenLa bien pagáMiedo fueron las protagonistas que cerraron la última parte individual del concierto.

 

 

Por último, Lucas Masciano se unió a Jorge Marazu sobre el escenario del café Libertad 8 e interpretaron juntos Nostalgias, de Cadícamo y Cobián; Ojos de gata, de Enrique Urquijo (ya te vale, Marazu, con Pancho Varona y Mara Barros delante :P); y, para ponerle punto (y seguido) a aquella maravillosa noche, Naranjo en flor, de los hermanos Expósito.

Fue, sin lugar a dudas, una noche para el recuerdo que, paradójicamente, se me había olvidado contar aquí. Nunca es tarde, dicen. Quede, por tanto, para siempre, constancia de que yo la viví.

De Masciano me quedo con las ganas de verle en un concierto íntegro suyo, pues me encantó lo que hizo; con Marazu, como siempre, me quedo con ganas de más y más… hasta dentro de poco. Como de costumbre, puedes ver (casi) todos los vídeos del concierto en esta lista de reproducción.

Buena semana.

Deja un comentario