Mi vida de gira

Jorge Marazu y el calor de Libertad 8

Seguimos poniéndonos al día con la seguidilla de julio. Ya sólo faltan dos. Hoy te cuento el penúltimo, un precioso concierto de la mano de Jorge Marazu y Toni Brunet. Tuvo lugar en Libertad 8, ya sabes, casa Libertad, y fue el pasado martes 26 de julio. Si alguien sabe transportarnos en el tiempo y hacerlo bien bonito, ése es Jorge Marazu.

Jorge Marazu en Libertad 8

 

El calor de Jorge Marazu y casa Libertad

Martes. 26 de julio. Hacía un calor insoportable en Madrid. Después del concierto de Dani Flaco el 13 de julio, creía que recordaba bien lo que eran los veranos en el café Libertad 8, pero no. Al menos no del todo.

No me canso de ver en directo a mi segundo propósito del año. Y por si cuatro veces no hubieran sido suficientes en lo que va de 2016, ahí estaba yo acudiendo a una quinta. Y no he ido a más porque no he tenido la ocasión, créeme.

A día de hoy, los conciertos de Jorge Marazu me siguen produciendo la misma sensación que cuando lo vi por primera vez. El cantante abulense es capaz de transportarme en el tiempo y abstraerme de todo mientras dure el concierto. Marazu tiene muchísimo talento y algo que le hace muy especial. No sé explicarte qué, si la voz, la manera de componer, sus melodías o el todo… pero Jorge Marazu tiene una luz mágica.

Un concierto de versiones

Lo primero que me sorprendió fue ver, durante la prueba de sonido, a Jorge sentado al piano. ¿En serio lo disfrutaríamos tocándolo? Sería la primera vez. Y lo fue.

Sin embargo, no hasta entrado el concierto. Lo primero que hizo Marazu fue subirse al escenario, colgarse la guitarra y versionar a Sabina con Peces de ciudad. Ya empezamos con sorpresas. Eso también me encanta de él, siempre encuentra la manera de sorprenderte.

Después, su fiel y leal mano derecha, Toni Brunet, se subió al escenario para maravillarnos con el sonido de su guitarra. Y no se bajó del escenario durante las siguientes canciones: HiroshimaLa felicidadEnredaderaHaces bien. He de decir que éstas dos últimas me llegaron a lo más hondo, como siempre, sí, pero especialmente durante este concierto.

 

 

Entonces, Toni Brunet bajó del escenario y, ahí sí, Jorge Marazu se sentó al piano. ¡Cuántas ganas de escucharle! Entonces, Txetxu Altube se subió al escenario y juntos cantaron Señales de Stop, canción compuesta por ambos y que canta Altube en su último trabajo discográfico, Cuestión de Intensidad.

Jugando en el Río de la Plata

Y sí, lo primero que le dije a mi querida M, a mi izquierda, fue que Marazu estaba muy argentino ese día. Eso fue, claro, después de escuchar las siguientes canciones que versionó: Me estás atrapando otra vez, de Los Rodríguez, y Un vestido y un amor (Te vi), de Fito Páez.

Aparte de traerme muchísimos recuerdos, me encantó escuchar estas canciones que me gustan mucho en la voz de mi querido Jorge Marazu.

La magia que hace Marazu

Creo que la energía positiva y la magia que flotaban en el ambiente se estaban convirtiendo en calor. De todos modos, los grados que me sobraban en ese momento y la sensación de estar en una sauna no impidieron que siguiera disfrutando de la luz de Marazu.

Después de Tu fiebreTu tren llegó, desde mi punto de vista, el momento más especial de la noche: Escandinavia. No sabría decir muy bien por qué, pero esa canción me parece la más mágica de todas. Es muy especial. Más lo fue en este concierto, que le acompañamos a los coros, aunque fuera bajito. Y quedó precioso.

 

 

A esas alturas de la noche, Marazu ya nos había regalado tres canciones nuevas, de las cuales, para mi gran y grata sorpresa, sólo conocía una. Por supuesto, ya sabes que ésas no están en la lista de reproducción que enlazaré más abajo para que puedas ver los vídeos del concierto. Pero espero que pronto puedas escucharlas porque son increíbles.

Un final prematuro

Pues sí. Creo que todos nos quedamos con la sensación de que había sido un concierto demasiado corto. Debe ser porque lo disfrutamos tanto, que se nos pasó en un pestañeo. A pesar del calor, creo que ninguno de los que estábamos allí queríamos movernos de nuestras sillas.

Aun así, aún quedaban algunas canciones (y sorpresas) para poner fin a tanta magia. Toni Brunet y nuestro protagonista de hoy empezaron a tocar y cantar Mejor, de Los Brincos, para enlazarla perfectamente con Las mismas cosas. Esa versión maravillosa que ya les vi hacer en su último concierto en Libertad 8.

Después, Jorge se volvió a sentar al piano y empezó a tocar unas notas que no me sonaban para nada familiares. Y así vino la última gran sorpresa de la noche: Jorge Marazu empezó a cantar Me cuesta tanto olvidarte, de Mecano, y terminó tocando Miedo, acompañado por Toni Brunet a la guitarra.

 

 

La última canción de la noche y la despedida fue, previsiblemente, Adiós!, con la que pusimos fin a un íntimo y precioso concierto, uno más del mago Marazu.

Mira la lista de reproducción con todos los vídeos que subí del concierto.

 

La semana que viene te contaré el último concierto de julio, también en casa Libertad, y cómo me preparé para combatir el calor. ¿Te lo imaginas? 🙂

Deja un comentario