Mi vida de gira

Joaquín Sabina en Alicante y mi primera primera fila

Llego tarde otra vez. Un mes y un día tarde. Hace exactamente ese tiempo fui a Alicante a ver a Sabina. Mi primera vez en Alicante. No mi primer concierto de Joaquín Sabina, pero sí mi primera primera fila en un concierto de Joaquín Sabina. Una experiencia memorable, sin duda. Si quieres saber más, sigue leyendo. 😉

Joaquín Sabina en Alicante

O de cerca o no hay tu tía

He visto varias veces a Sabina en directo. Varias también son dos. Lo digo porque no recuerdo más, quitando ésta última. El caso es que cuando empezaron a salir las entradas para esta gira, Lo Niego Todo, pensé que no me apetecía verlo de lejos. No me apetecía ver a hormiguita Sabina, hormiguita Varona, hormiguita García de Diego, hormiguita Asúa… no. Que si no lo veo de cerca, no hay tu tía. Ya me entiendes.

Busqué entradas en primera fila. Lo de un martes en Bilbao era poco viable. Y luego vi que para Alicante quedaba una. Y como nunca había estado en Alicante, pues tiré la casa por la ventana.

No corrí

23 de octubre. Mediodía. Vámonos para Alicante. Me compré una cámara de ésas chiquititas con efecto ojo de pez (para hacerme una bloguera-youtuber-de-moda), pero la verdad es que no he quedado muy contenta con el resultado. No se escucha (¡no se escucha!) cuando lleva la carcasa. Oiga, ¿cómo quieren que la sujete cuando voy por ahí? Me he comprado un micrófono externo, pero no puedo usarlo (fallo mío) porque la carcasa no previó poner un agujero en la zona de las clavijas de entrada a la cámara.

Total, que estoy cabreada. ¿Sabes de alguna cámara de éstas-tipo-GoPro (o, incluso, GoPro) que se escuche normal y esas cosas? Te lo agradecería mucho, mucho.

Llegué a Alicante y estuve dando vueltas como una peonza para poder aparcar. Al final, como donde fueres haz lo que vieres y yo no me llamo Vicente, pero quién sabe, decidí hacer cola a la entrada de un parking (no te creas, después de un buen rato buscando).

Cuando al fin conseguí entrar, tuve que bajar a la PLANTA -4 para encontrar sitio. Y al aparcar de culete, dando marcha atrás, ojo a lo que vi por el retrovisor:
Alicante Parking Corre Beli Mividadegira Mi vida de gira

Qué canguelo, ¿no? Pues imagínate yo, que lo viví en directo. En la PLANTA -4 (se me entienden las mayúsculas, ¿no?) de un parking desconocido. En un rincón apartado, con tubos fluorescentes titilando, al más puro estilo hospital psiquiátrico abandonado.

Vamos, que me faltó tiempo para hacer la foto y cambiar el coche de plaza. Pero no cambié de parking, no, que me había costado mucho encontrar sitio. Y, por supuesto, no corrí.

Mi primera primera fila

Ya lo sabes, acostumbro más a contarte del contexto del concierto que del concierto en sí. ¿Por qué hago esto? Porque para algo me paso horas y horas grabando, editando, montando, exportando, subiendo… y luego no me comes nada. ¿Te parece bonito?

Bromas aparte, creo que se entiende mucho mejor lo que fue el concierto viéndolo que leyéndome. Yo si quieres te cuento cuánto me emocioné cuando salió Joaquín Sabina escena (que hasta se me piantó un lagrimón). Y si quieres te cuento cómo disfruté como una enana, pero creo que es mejor que lo veas.

Además, que ya te lo he contado. Y te he enseñado un poco de mis horas de turismo por Alicante. ¿No ves que estoy en mi proyecto bloguera-youtuber-de-moda? Así que si quieres ver mi resumen de concierto habitual, mi careto contándole cosas a la cámara (no tan habitual) y mi tortuoso paseo por Alicante, dale al play:

¡Feliz semana!

Deja un comentario