Mi vida de gira

CNH #2: Marwan en Galileo (una de tantas)

Para esta segunda Crónica Nunca Hecha de Mi vida de gira, me toca hablar de un concierto de Marwan en la sala Galileo Galilei el 27 de diciembre de 2014. Hacerle justicia. Me he dado cuenta de que en este blog he hablado muy poco de Marwan, cuando hubo una época en que iba a verle prácticamente cada mes.

Marwan en concierto en Galileo Galilei

 

Quizá por eso es por lo que no hablaba tanto de él en el blog como se merecía, porque al verle una vez por mes, me parecía que no tenía nada nuevo que contar, pero, en realidad, cada concierto es diferente, así que estoy ahora redimiéndome y dándole la importancia que tiene en Mi vida de gira.

Y sí, también es porque me siento un poco culpable, ya que el sábado pasado tendría que haber ido a verle a la sala Porta Caeli de Valladolid (tenía entrada y todo) y, al final, no fui. Y me arrepiento, tanto como de no haber ido a ver a Coque Malla el día anterior, viernes 8. Pero es que llevo unos días que no me apetece hacer nada más que estar tranquila en casa. ¡Oh! ¿Qué me pasa? ¿Estaré madurando? Pues si la madurez es esto, vaya rollo patatero, yo me quedo niña siempre.

Terminando 2014 con Marwan en Galileo Galilei

Como decía, he ido a tantos conciertos de Marwan en Galileo Galilei (creo que será el protagonista de las Crónicas Nunca Hechas) que mezclo unos con otros, pero ayudaré a mi memoria con los vídeos de la ocasión e intentaré hacer una crónica lo más fidedigna posible.

¡Ja! ¡Ya me acuerdo! Viendo los vídeos… Me preguntaba: ¿Por qué la lista de reproducción de este concierto tiene tan pocos vídeos (con respecto a un concierto estándar)? Y, claro, caí: no es que cantara menos Marwan ni nada, es que fui con una amiga que hacia la mitad del concierto le dio por dar un manotazo a mi Nestea, inundando la mesa, empapando mi iPhone, calándome a mí… y, como comprenderás, los planos que filmé de Necesito un país no fueron los mejores que he grabado, por no hablar de los improperios que seguramente saldrían de mi boca. Pobre, no lo hizo aposta, pero en el momento… Luego, recuerdo que me pidió perdón 72 veces y yo, con cara de acelga, tono cortante y visiblemente molesta: «No es tu culpa. No lo has hecho aposta». Ahora me rí0, pero es que soy muy expresiva y no sé ocultar mis emociones, mi pobre amiga se debió sentir fatal (y yo, con mis pantalones calados).

Incidentes aparte, recuerdo que fue un concierto muy bonito, como todos los de Marwan; que nos reímos mucho, como en todos los de Marwan; que nos tocó la patata, como siempre hace Marwan; y, sobre todo, doctor Marwan nos hizo pensar.

Destacaría del concierto cuando el ricitos llamó al escenario a su amigo Luis Ramiro para cantar juntos la canción Perfecta, de éste último. Y, bueno, también destacaría que no me cantó Mi paracaídas, pero yo a Marwan se lo perdono, porque va cambiando el repertorio de un concierto a otro.

Tengo muchas ganas de verle en directo este mayo en la Gran Despedida del Invierno. Va a estar los próximos jueves 26, viernes 27 y domingo 29 de mayo en la Joy Eslava. Van a ser muy grandes esos conciertos. Yo, en principio, voy al del 27 y al del 29, que serán formatos distintos. ¿Te animas?

Bueno, del concierto del 27 de diciembre de 2014, la Crónica Nunca Hecha (hasta ahora) #2, para insertar en este post me quedo con La triste historia de tu cuerpo sobre el mío por varias razones: primero, porque es una de las pocas en las que no me desgañito cantando (y, encima, afónica, griposa y febril); esto no es ninguna tontería, a medida que vayamos atrás en el tiempo, lo de mis gritos va a ir empeorando, ya verás. Segundo, porque es una canción que me tocó bien hondo la primera vez que la escuché y sigue haciéndolo.

Para ver más vídeos del concierto (no te lo recomiendo, o me acabarás odiando), puedes navegar por la lista de reproducción a partir del vídeo insertado o en el enlace que pegué arriba.

¡Espero que te guste!

Disfruta del finde, que ya se acerca…

 

 

Deja un comentario