Mi vida de gira

1 día sin música, 5 meses sin conciertos

El próximo 20 de mayo será el Día sin Música, iniciativa de varias asociaciones de profesionales de la industria de la música (promotores, salas…) como protesta por el IVA cultural del 21%, que ha contribuido a que el público de conciertos haya disminuido en un 30% en los últimos años. Ese día no habrá ningún concierto en Madrid y la música se apagará para que pueda sonar en el futuro. 

Un día sin música

 

Además, me encanta que Serrat se haya sumado a la iniciativa, adelantando un día el concierto que tenía previsto para el mismo 20 de mayo en el Palacio de Deportes de Madrid (me niego a llamarlo de otra forma). Por cierto, yo ya he firmado el manifiesto. Y tú, ¿te sumas?

Me retiro temporalmente de los escenarios…

Más bien de la parte de abajo de los escenarios. Mucho más allá del 20 de mayo, «mis» conciertos dejarán de sonar mucho más que un día. El pasado sábado 28 de febrero estuve viendo a Marwan en Galileo (ya os contaré la fantástica noche que pasamos), y será mi último concierto en mucho (sí, mucho) tiempo. El próximo miércoles empiezo un máster de Programación y Desarrollo Web (¡como si ya no hiciera suficientes cosas!) que ocupará mi tiempo de 19h a 22h durante los próximos cinco meses. Es decir, que voy a salir de mi casa a las 8h y voy a llegar a las 23h. Por lo que de lunes a viernes nos olvidamos directamente de los conciertos. Y los fines de semana, que es cuando podría ir a alguno, creo que estaré tan cansada que sólo me apetecerá dormir y… ¡tendré que hacer cosas del máster!

Acostumbrada a ir a una media de dos o tres conciertos por mes, creo que me va a costar bastante no ir a ninguno en cinco meses. Bueno, seguro que a alguno me escapo, pero estoy poniéndome en lo peor porque el número se reducirá considerablemente. Además, como me dijo mi querido Jordi Armengol cuando hablamos hace unos días por su cumple, luego el máster lo tengo para toda la vida. Y es verdad; va a ser duro, pero merecerá la pena. Y ¿quién sabe? A lo mejor después, con mis nuevos conocimientos de JavaScript, AJAX, PHP, etc. a estrenar, vuelvo a darle un lavado de cara a Mi vida de gira y os sorprendo añadiendo muchas cosas chulas.

Conciertos que ya sé que me voy a perder…

No he empezado el máster y ya lo estoy maldiciendo un poquito, porque en los últimos días me he enterado de que toca Andrés Suárez en la sala But, dentro del ciclo Cómplices de Mahou, el 27 de marzo. Un viernes. A las 20h. No llego ni a los bises. Ni a las copas. Sufro.

El mismo día también está Diego Ojeda en Galileo Galilei. Será uno de ésos «…y amigos» que tanto me gustan (conciertos con muchos invitados). A éste sí que podría llegar a los bises, incluso a alguna canción más… Pero ahí no acaba la cosa: el mismo viernes 27 estará Funambulista en Contraclub a las 22h. Je. Je. Je.

Por un lado, me alegro de no tener que decidir entre esos tres conciertos que me apetecen un montón. Por otro, estoy rabiando por dentro. Pero tengo una idea… Del de Andrés ya me puedo ir olvidando. Pero… ¿y si cuando salga del máster a las 22h me voy a Galileo para llegar a la segunda mitad del concierto de Diego? ¿Y si luego nos vamos todos a Contraclub a ver los bises de Funambulista? Je, je, je… Ya os contaré qué hago al final.

El concierto que me va a dar mucha pena perderme es el que dará mi amigo Marino el miércoles 29 de abril en Galileo Galilei. Aunque, como planeo hacer con los del 27 de marzo, me gustaría pasarme después de clase (espero no estar muy cansada).

Y de momento no tengo la vista puesta mucho más allá de marzo, pero está claro que también me perderé, obviamente, el que os comentaba antes de Serrat el 19 de mayo en el Palacio de Deportes de Madrid (otro día hablamos de cómo me indigna que le cambien el nombre a los sitios por unas «perras»), que es un martes, por lo que mi asistencia es totalmente inviable.

Y ¿qué pasa con el blog?

Bueno, si no tendré tiempo casi ni para dormir y me tengo que «quitar» de los conciertos, no sé cuándo podré dedicarme a actualizar el blog, que tan abandonado tengo últimamente. Y, en el fondo, es lo que más me apetece seguir haciendo (actualizándolo, digo), así que seguro que algún rato sacaré, aunque sea de mis escasas horas de descanso. Además, tengo que contar muchas cosas (obra de teatro musical Gin & Tony, concierto de Marwan, mi rechazo al efecto nominativo de los patrocinios…).

Y por si no me da tiempo a actualizar todo lo que me gustaría, he programado unos cuantos posts para que todos los domingos podáis echar conmigo la vista atrás en mi vida «conciertil» y recordar algunas de mis aventuras en conciertos. A la serie la he titulado Mi vida nostálgica de gira. Vamos, que no tendréis la suerte de perderme de vista tan fácilmente.

Y con Krinki y mi vida social, de momento, no me quiero plantear qué va a pasar, que no he empezado el máster y ya me estoy estresando.

Deséame suerte, ¡la necesitaré!
Un abrazo y feliz finde (último mío de «libertad»…).

Deja un comentario